Urología y andrología integral

UNIDAD DE PRÓSTATA

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez situada debajo de la vejiga rodeando a la uretra y formando parte del aparato urogenital masculino. La principal función es la secreción de sustancias (liquido prostático) que forman parte del fluido seminal, dando a este una mayor fluidez, facilitando su paso por la uretra en la eyaculación y sirviendo de nutriente para los espermatozoides. La próstata también segrega sustancias como el zinc, enzimas, prostaglandinas y ácidos orgánicos que tendrían una misión de defensa frente a infecciones e inflamaciones.

Hasta la pubertad la próstata permanece pequeña y sin actividad. En la adolescencia comienza su crecimiento influida por la testosterona.
La glándula prostática puede presentar 3 tipos de patología:

Prostatismo o crecimiento benigno del tejido prostático: LASER PROSTÁTICO
Cáncer de próstata: CRIOTERAPIA PROSTÁTICA, PROSTATECTOMÍA RADICAL LAPAROSCÓPICA O ABIERTA.
Infecciones: prostatitis

UNIDAD DE CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA Y CIRUGÍA DE MÍMIMA INVASIÓN

El desarrollo tecnológico en Medicina y especialmente en Cirugía ha hecho posible disminuir el tamaño de las incisiones quirúrgicas, y el máximo exponente de ello lo constituyen las técnicas laparoscópicas.

La Laparoscopia es la alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta convencional. A través de 3-4 pequeñas incisiones y con la ayuda de una cámara interna (el laparoscopio) se transmite la imagen de los órganos internos a un monitor de televisión a través del cual el cirujano pueda guiarse para realizar diferentes procedimientos quirúrgicos con instrumentos específicamente diseñados para acceder a través de las incisiones con los que se opera.

¿Cuáles son los beneficios de la laparoscopia?

Los mismos beneficios terapéuticos de la cirugía abierta convencional pero con notablemente menos dolor postoperatorio, menos días de estancia en el hospital, una recuperación mas rápida y mejor resultado estético. Así como un “retorno” mas rápido a los hábitos dietéticos habituales y a la actividad normal.

Hay que hacer notar que no todos los pacientes son candidatos a la cirugía laparoscópica.

UNIDAD DE INCONTINENCIA

Se denomina Incontinencia (IU) a la pérdida involuntaria de orina constituyendo un problema social o de higiene para la persona que lo sufre.

La IU es un problema frecuente que afecta una parte importante de la población. Se estima que en España afecta a 2-3 millones de personas.

La Incontinencia es mas frecuente en mujeres y aumenta con la edad, llegando a afectar al 75% de la población por encima de los 75 años. Estudios epidemiológicos recientes demuestran que un porcentaje muy elevado de personas incontinentes (hasta el 50%) no consultan al medico. Las razones son variadas:

– El paciente tiende a aceptar su problema como habitual para su edad (inevitable).
– El/la paciente a menudo se avergüenza de lo que le sucede y lo oculta.
– El/la paciente cree que no tiene tratamiento o los que hay son complicados y costosos.

La Unidad de Incontinencia del IEEUR con una experiencia de 15 años se ha consolidado como una de los centros de referencia en esta patología, siendo pionera en la implantación de las técnicas quirúrgicas mas novedosas.

Existen varios tipos de Incontinencia con tratamientos diferentes en cada caso:

Incontinencia de esfuerzo
Incontinencia de urgencia
Otros tipos: Incontinencia por rebosamiento, I de origen neurológico, I. nocturna o enuresis. Incontinencia postquiurgica.

Hiperplasia Prostática Benigna.

El crecimiento de la próstata produce la compresión de la uretra y cuello de la vejiga, causando una disminución de la fuerza y caudal del chorro de la orina.
La vejiga comienza a sufrir y se vuelve mas sensible e irritable por lo que tiene que vaciarse muy a menudo.
Al persistir la obstrucción, la vejiga se vuelve incapaz de vaciarse completamente, acumulándose orina en su interior
por lo que el paciente tiene la sensación de vaciamiento incompleto.
El comienzo de los síntomas suele ser a los 50 55 años.

Síntomas de prostatismo:

Aumento de numero de micciones tanto por el día como por la noche
Disminución de la fuerza habitual del chorro. Goteo al terminar.
Necesidad de orinar con apremio o urgencia.
Se hace necesaria emplear mas fuerza y/o tiempo para iniciar y mantener la micción
Chorro entrecortado . Sensación de vaciado incompleto.

Complicaciones medicas el prostatismo

Retención de orina (imposibilidad para orinar) que precisa la colocación de sonda vesical.
Infecciones de orina. Cálculos de vejiga. Hematuria (sangrado con la orina).
Desarrollo de tumores de vejiga. Complicaciones renales con Insuficiencia renal (mal funcionamiento de los riñones).
Aunque la inmensa mayoría de los varones se verán afectados de BPH,
solo 45%- 60% de ellos presentaran síntomas relevantes que le hagan consultar a su medico.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE LA HIPERTROFIA BENINGNA DE PRÓSTATA

Raramente es necesario recurrir a la cirugía abierta para solucionar este frecuente problema médico.

Los avances tecnológicos efectuados en esta patología permiten hoy al urólogo resolver la sintomatología y Complicaciones derivadas de la HBP en la mayor parte de las ocasiones mediante técnicas quirúrgicas de Mínima invasión efectuadas por vía uretral que minimizan las complicaciones y riesgos derivados de la cirugía Abierta clásica.

En nuestro instituto se aplican la mayoría de las existentes eligiendo la más conveniente en función de las Características del enfermo. Así empleamos la resección transuretral plasmakinética y diversos tipos de láser, El láser verde ktp, el láser diodo o rojo y recientemente hemos incorporado el laser de Tulio.

El objetivo que se persigue con estas técnicas es resolver la obstrucción y sintomatología derivada del Crecimiento del adenoma prostático mediante la resección o la fotovaporización láser del tejido adenomatoso Hiperplásico causante del problema.
Estas técnicas permiten una recuperación muy rápida del enfermo y una integración casi inmediata a la vida Cotidiana del paciente, soslayando los riesgos de técnicas más antiguas.

CANCER DE PRÓSTATA

El cáncer de próstata es el segundo tumor maligno más frecuente en el hombre después del cáncer de pulmón, su frecuencia esta aumentando en la última década a un ritmo alto situándose en algunos países como el tumor
masculino más común (EEUU).

En España se diagnostican 10500 casos nuevos y mueren cada año 5.900 varones por esta causa, constituyendo la 3ª CAUSA DE MUERTE.

Los síntomas del cáncer de próstata se solapan a los de la hipertrofia prostática benigna, pasando desapercibido.

La OMS Organización Mundial de la Salud y la Asociación Internacional de Urología recomiendan realizarse chequeo prostático a partir de los 45 años de manera anual y antes a los 40 si existen antecedentes de familiares con cáncer de próstata.

¿Existe algún factor de riesgo?

No se han identificado de manera concluyente factores predisponentes.
Parece claro la relación entre consumo de grasas y la no inclusión de vegetales en la dieta y una mayor frecuencia de cáncer de próstata.

LA CRIOTERAPIA PROSTÁTICA

La crioterapia es un procedimiento mínimamente invasivo, con escasa morbilidad y alta efectividad clínica en el tratamiento del cáncer prostático.

El tratamiento se realiza bajo anestesia raquídea y sedación y consiste en la introducción, por vía perineal y bajo control ecográfico transrectal, de varias criosondas en el interior de la próstata.
De igual modo, se controla la temperatura mediante termosensores.

Una vez colocadas las criosondas en su posición correcta, se realizan dos o tres ciclos de congelación-calentamiento para asegurarse de la muerte de todas las células cancerígenas.
El procedimiento dura entre 2 y 3 horas aproximadamente.
El paciente es dado de alta a la 8-12 horas.

Las principales ventajas de la Crioterapia son:

– Permite tratar pacientes en los que por diversos motivos no está indicada la cirugía (patología, edad, etc..).
Se evitan los efectos secundarios de la radiación a corto y largo plazo de la Radioterapia y Braquiterapia
– Escasas complicaciones con incidencia de incontinencia urinaria inferior al 1%.
– Tasas de impotencia inferiores al 50 % ( al año) que mejora con el tiempo.
– Tiempo de hospitalización mínimo (8-12 horas).

Recuperación más rápida, se suprime la necesidad de transfusiones sanguíneas
Posibilidad de repetir el procedimiento, no suponiendo riesgo adicional para el paciente y no excluye la cirugía o radioterapia posterior si por algún motivo hiciera falta.
– Permite tratar pacientes en los que han fallado otras técnicas como la Radioterapia externa y la Braquiterapia.

Equipo Médico

Dr. Jesús Gómez Muñoz

Cita Previa

91 857 86 44

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies